Inversiones Privadas

Hace 25 años, la inversión privada era estrictamente regulada en México pero poco a poco se ha hecho más fácil. En 2008 México dio el permiso para invertir en el monopolio petrolero del estado (PEMEX) – algo controvertido. Esperaba modernizar la producción de una industria que patrocina casi la mitad del presupuesto federal.

Hasta cierto punto el mercado mexicano dependía del turismo y la inmobiliaria pero ahora se ha abierto mucho más. En los años 80 hubo ciertas modas de inversión, atrayendo inversionistas en el sector del agua por ejemplo. A finales de la década, la inversión privada en el sector del agua había aumentado diez veces.

Sin embargo, según el Secretario de Turismo Rodolfo Elizondo, el turismo y la inmobiliaria sigue siendo dos de las opciones más atractivas para inversionistas extranjeros – sobre todo los de los Estados Unidos y España. Muchos de los inversionistas que quieren examinar el mercado Latinoamericano van inicialmente a Brasil y México porque tienen las economías más grandes de Sudamérica y representan 70% del PIB de la región.

Del otro lado, dado su proximidad a los Estados Unidos, México ha sido impactado por la recesión del 2008. México ha bajado su estimación de las cifras de inversión extranjera que son más bajas que las de 2007. Muchas empresas estadounidenses han reducido sus operaciones en México pero hay pruebas de progreso dentro del país. En 2008, miles de inversionistas y emprendedores se han registrado al la Red Mexicana de Inversiones – donde la sucursal mexicana hace parte de una red global de sitios conectando emprendedores y ángeles inversionistas potenciales.

Propuestas Recientes

arrow_upward